Música 13


Rasgos técnicos y musicales del barroco (VII)
27/04/2010, 22:15
Filed under: Barroco

10. Ópera

Si realmente la Camerata Fiorentina tuvo la intención, típicamente renacentista, de hacer renacer la tragedia griega, el resultado fue algo totalmente nuevo: la ópera, o sea, una obra de teatro en que los actores, en vez de recitar sus parlamentos, los cantan, y que se emplean también coros, orquesta y, eventualmente, bailes. En el barroco temprano nos encontramos en el periodo en que se abandona el estilo contrapuntístico para reemplazarlo por la monodia acompañada con armonías o acordes. Bajo este principio se estrena en Florencia en el año 1594 la obra de Jacopo Peri “Dafne”, con libreto de Rinuccini, miembros ya renombrados de la Camerata Fiorentina. Después, en 1600, de estos mismos autores, con la colaboración de Giulio Caccini, se presenta “Eurídice”. Siguen componiéndose y presentándose numerosas obras hasta 1607, cuando aparece el primer gran maestro en este género: Claudio Monteverdi, quien con sus obras “Orfeo” y la “Coronación de Popea” difunde el género por muchas otras ciudades. Monteverdi creó óperas de gran fuerza dramática, bella música y un alto contenido ético. Treinta años después, ya en el barroco medio, se inaugura en Venecia el primer teatro destinado a la presentación de música dramática, el “Teatro San Cassiano”, y a partir de ese momento comienzan a proliferar este tipo de salón. Roma, Nápoles y Milán tienen cerca de diez teatros cada una, y muchas otras ciudades cuentan también con una buena cantidad. Así el arte dramático-musical llega a oídos del pueblo y deja de ser un espectáculo meramente aristocrático. La historia de la ópera se va a comportar desde entonces como un péndulo en cuanto a calidad se refiere, su difusión desmesurada va a ir en detrimento de su calidad artística hasta que aparece algún genio que la eleva, como pasa con el barroco medio cuando aparecen Giovanni Battista Pergolesi (1710 – 1736), que con su “Serva Padrona” crea el nuevo género de la ópera bufa, y Alessandro Scarlati (1660 – 1725), su genial continuador. Lo mismo pasa en el barroco tardío con Georg Friedrich Haendel (1685 – 1759), gran predecesor del clasicismo.
Portada original de Eurídice

Portada original de Eurídice


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: