Música 13


Formas instrumentales (I): La sonata, la toccata y la suite
12/05/2010, 20:50
Filed under: Barroco

Tomando como base la danza y las operturas de las obras teatrales, se desarrollan las formas instrumentales del ricercare, la canzona, la suite, la sonata y la toccata. Así, una danza lenta seguida de otra más rápida dará el primer par en que se fundará la suite, uniéndosele otras parejas de carácter contrastante con sus figuras rítmicas y el aire de sus movimientos. Poco a poco esta sucesión se hará regular, hasta alcanzar el apogeo de la forma que consiste en: una allemande (con su doble), una courante (con su doble), una zarabanda (con su doble) y, para terminar, una giga. El “doble” es la variación ornamental de la danza y, antes de la giga, se pueden anteponer otras danzas como la gavota, passepied, branle, minué, bourré, rigodón, chacona, passacaglia… Aún no es universal el nombre de suite, en Italia la llaman también partita y en Francia, en especial François Couperin (1668 – 1733), la llama ordre.

La sonata en una forma parecida a la suite, pero se distingue de ésta en su rigurosidad formal que rige también a la sinfonía, el concierto y la mayoría de la música de cámara (bitemática, tiempos contrastantes, tonalidad fundamental, coda libre, etc.). Con Giovanni Gabrieli (1557 – 1612, barroco temprano) se define la sonata en dos especies: la sonata da chiesa, donde se alternan elementos solemnes, lentos, con otros movidos, ligeros, tratando de mantener una unidad; y la sonata da camera, bastante semejante a la suite. Surgieron en este periodo las sonatas para violín solo o con acompañamiento de clavecín. Posteriormente surgieron las sonatas para piano en el barroco medio con Girolamo Frescobaldi (1583 – 1643), y en el tardío se inicia en Alemania con Johann Kuhnau (1660 – 1722) y alcanza su plenitud con Bach.

La forma de toccata se inició como una libre interpretación en un instrumento de teclado, pero después se generalizó a todo instrumento solista. Se inicia con amplios acordes a los que siguen pasajes brillantes y de gran virtuosismo, para terminar con una virtuosa coda. Esta forma también alcanza su más alta expresión con Bach.

Minué


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: