Música 13


Géneros musicales (I)
16/11/2010, 23:46
Filed under: Clasicismo

Música instrumental

Todo cambio de estilo implica cambios en la forma. Así es como se inventan nuevas formas y se adaptan las antiguas a las nuevas condiciones. El periodo clásico no se una excepción. La sonata sufrió una serie de revisiones drásticas, el concierto incorporó ciertos elementos de la sonata, la ópera seria fue reformada y evoluciona la ópera cómica.

La sonata como esquema de construcción era común en un buen número de medios de expresión musical. El término sonata no siempre figura en el título de todas las obras que son en realidad sonatas. Así, una sonata para cuarteto de cuerdas recibía simplemente el nombre de cuarteto de cuerdas, empleando el nombre del medio de ejecución en vez del nombre de la forma utilizada.



Características generales del clasicismo musical
10/11/2010, 23:21
Filed under: Clasicismo

La música en el clasicismo es cortesana, refinada, elegante, objetiva y poco emocional.

Forma: Sonata, Sinfonía, Concierto solista, Cuarteto…

Melodía: Claridad, frases nítidas y regulares que se abren y cierran con ciertos reposos.

Estilo: Homofónico o vertical. Se trata de acompañar una melodía o tema. Poca utilización del contrapunto.

Armonía: Clara y no cromática. Las disonancias se resuelven satisfactoriamente.

Ritmo: Sencillo, regular, con silencios intercalados, como descansos contrastantes entre temas y melodías.

Dinámica: Es tranquila, sin bruscos crescendos o diminuendos.

Instrumentación y orquestación: La música instrumental es más importante que la vocal. Sientan las bases de la orquestación moderna. Como la extensión de los instrumentos es aún reducida, evitan registros extremos. Empieza a desarrollarse el piano.

Aparecen los conciertos públicos.

Gran expansión de la música editada.



Clasicismo: música
09/11/2010, 22:54
Filed under: Clasicismo

Todas las artes, entre ellas la música, estaban concebidas como un adorno para la aristocracia, y por lo general, eran impersonales y objetivas, ya que lo importante era el resultado de la producción, no la personalidad del artista. 

A diferencia de las artes plásticas, en las que se pudieron tomar los modelos de la antigüedad, en la música no fue posible. Por eso el nombre de clasicismo en música se toma no como imitación de los modelos de la antigüedad, sino como sinónimo de proporción, equilibrio y belleza formal.

Manuscrito de Beethoven

Manuscrito de Beethoven

 



Clasicismo: arte
08/11/2010, 23:24
Filed under: Clasicismo

Se trató de resucitar los ideales de la Grecia y Roma antiguas, quizá debido al hallazgo de las minas de Pompeya y a los estudios rigurosos del arte griego. Este arte recibirá el nombre de neoclásico.

En arquitectura predomina el orden dórico y jónico, y los edificios, tanto civiles como religiosos, recuerdan a los templos griegos. Ejemplos representativos son el Museo del Prado en Madrid, la Puerta de Brandenburgo en Berlín o la plaza de la Concordia en París.

Plaza de la concordia, París

Plaza de la concordia, París

En escultura se da una cierta uniformidad, predominando el desnudo y los temas mitológicos. De este periodo es la Fuente de Neptuno en Madrid.

Fuente de Neptuno, Madrid

Fuente de Neptuno, Madrid

En pintura se idealiza la naturaleza. Se realizan retratos de personajes contemporáneos con atributos mitológicos. Destacan David, Ingres y Reynolds.

El coronel Acland y Lord Sydney, 'Los Arqueros' - Joshua Reynolds (1769)

El coronel Acland y Lord Sydney, 'Los Arqueros' - Joshua Reynolds (1769)

En España la figura será Goya (1746 – 1828), que no sólo representa este periodo, sino que puede ser considerado como el precursor del realismo y el impresionismo. Sus obras más importantes son La familia de Carlos IV, Los fusilamientos del tres de mayo y la serie de pintura negra.

Los fusilamientos del tres de mayo - Francisco de Goya y Lucientes (1814)

Los fusilamientos del tres de mayo - Francisco de Goya y Lucientes (1814)



Clasicismo: sociedad (II)
28/10/2010, 21:54
Filed under: Clasicismo

Las clases altas en el poder asimilan algunos aspectos de las nuevas exigencias y comienzan una serie de reformas que en realidad dejan todas las prerrogativas a la aristocracia. Esta forma de gobierno se conoce como “Despotismo Ilustrado” y su lema es: “Todo para el pueblo pero sin el pueblo”.

Pero la verdadera igualdad no se produce hasta 1789 con la Revolución Francesa. La alarma de lo sucedido en Francia radicaliza la situación en otras naciones europeas que no están dispuestas a admitir tales novedades. La situación se complica en Francia con el golpe de estado de Napoleón Bonaparte, quien reorganiza el ejército y ataca a las monarquías absolutas. Una coalición de las grandes monarquías europeas acaba derrotando a Bonaparte.

El congreso de Viena pretenderá volver al antiguo sistema, pero las nuevas ideas de libertad, igualdad y fraternidad acabarán por imponerse. Durante este periodo se comienza a producir un hecho trascendental: la industrialización, lo que hace que aparezca una nueva división social en dos clases sociales irreconciliables: patronos y obreros.

Napoleón Bonaparte

Napoleón Bonaparte



Clasicismo: sociedad (I)
27/10/2010, 22:14
Filed under: Clasicismo

El absolutismo monárquico alcanza su apogeo en el siglo XVIII, apoyado en la nobleza y la burguesía capitalista. La aristocracia se aferra a sus privilegios, pero la burguesía no se conforma con ser el sostén financiero del estado y pretende alcanzar el poder político.

Heredera del humanismo y del racionalismo renacentista, enriquecida por el desarrollo de la investigación aparece la Ilustración, que es la ideología y cultura de la burguesía europea en el siglo XVIII. Frente al poder absoluto del estado y la iglesia, los “ilustrados” oponen la igualdad de todos ante la ley. Las ideas ilustradas fueron formulada y defendidas por los más destacados intelectuales del siglo como Montesquieu y Voltaire. Pero la gran obra de este periodo es la Enciclopedia, que resume todos los conocimientos de su época con un alto nivel científico.

Colaborador de la Enciclopedia fue Rousseau (1712 – 1778), la figura más importante del siglo XVIII. Fue el intelectual que puso en marcha la conciencia crítica de la sociedad del siglo XVIII, que preferían que fuese la voluntad de los ciudadanos quien eligiese a los gobernadores.

Carátula de L'encyclopedie (1751)

Carátula de L'encyclopedie (1751)



Clasicismo: generalidades (II)
26/10/2010, 22:16
Filed under: Clasicismo

Para comprender la música de este periodo, tienen especial importancia algunos aspectos de la vida y el pensamiento del siglo XVIII. Este siglo fue una era cosmopolita. El complejo movimiento conocido como “la Ilustración” se inicia como una rebelión del espíritu, una rebelión contra la religión sobrenatural y la iglesia, a favor de la religión natural y la moralidad práctica; contra la metafísica, a favor del sentido común, la psicología empírica, las ciencias aplicadas y la sociología; contra la formalidad, a favor de la naturalidad; contra la autoridad, a favor de la libertad del individuo; y contra el privilegio, a favor de la igualdad de derechos y la educación universal. Por consiguiente, la índole de la Ilustración fue laica, escéptica, empírica, práctica, liberal, igualitaria y progresista; De una idea natural, fuente del verdadero conocimiento y de la acción justa. La religión, los sistemas filosóficos, las ciencias, las artes, la educación, el orden social… se juzgaban todos ellos en función de cómo contribuían al bienestar del individuo.

Desde el punto de vista musical, estos cambios sociales tuvieron gran trascendencia. La música de la corte, poco a poco se fue convirtiendo en música de la burguesía, trasladando su sitio de ejecución primero de los palacios a los salones de ricos burgueses y luego a las salas de concierto públicas, lo cual transformó la relación entre el músico, en particular el compositor, y su pueblo. Las implicaciones en la composición propiamente dichas son diversas. Del contrapunto cerebral y estudiado, se pasa a una homofonía más natural y más accesible a un público mayor. En la ópera, de lo artificioso, se pasa a lo natural, siguiendo el patrón ya iniciado en la ópera buffa napolitana. En los espectáculos en general, de la gracia y la elegancia cortesanas, se pasa al drama humano, con cada vez mayor énfasis en los sentimientos. Y desde el punto de vista del artista, del orden aceptado e inalterable, se pasa al individualismo heroico, capaz de vencer todos los obstáculos.

Lo esencial de la música clásica era conmover y agradar a través de la armonía. En consecuencia, es posible describir de la siguiente manera el ideal de mediados y fines del siglo XVIII: su lenguaje debía ser universal y no estar limitado por fronteras internacionales; debía ser noble y entretenido; debía ser expresivo (dentro de los límites del decoro); debía ser equilibrado, así como natural (despojado de complicaciones técnicas). Los maestros de este periodo fueron Gluck, Hayden, Mozart y el joven Beethoven.